Los dichos de mi abuela

Buenos días, y feliz finde a todos! La entrada de hoy, como reza el título, va dedicada a mi señora abuela, que en paz descanse. Y es ...


Buenos días, y feliz finde a todos!

La entrada de hoy, como reza el título, va dedicada a mi señora abuela, que en paz descanse. Y es que era una mujer de armas tomar, que marcó mucha tendencia en su pueblo y que dejó como legado unas cuantas frases que no tienen desperdicio, también en el contexto de este blog... ¡y que me gustaría compartir con vosotros!


Pero primero me gustaría presentárosla un poquito. Mi abuela, Tita Cambelo (en realidad Marcelina, pero os aseguro que como alguien le llame así es capaz de bajar del cielo a pegarle una colleja, odiaba ese nombre :P), nació, vivió y murió en Illescas (Toledo). Fue una mujer bandera en todos los sentidos. Para que os hagáis una idea, fue la primera, a mediados de los 60, en ponerse pantalones en su pueblo! Que a ver, hoy en día Illescas es grande y conocido, pero por aquel entonces...era un pueblo pequeñito!! Ya podéis imaginar el revuelo que se montó :P Pero ella decía que le gustaban y que "allá penas lo que los demás piensen!"


Y es que ella, proviniendo de una familia cuasi-humilde, con descendencia "azul" (Alfonso XIII cazaba en sus tierras!) pero siendo su madre "echada" de la familia y desheredada por casarse con un pescadero por amor, y ella casada con un albañil también por verdadero amor (en serio; ya os hablaré de eso otro día!), lo único que le importaba es que su familia fuera feliz y que sus hijos estudiasen fuese como fuese. Hacía una ingeniería financiera "de cuidado", ahorrando céntimo a céntimo de lo que ganaba mi abuelo (que delegaba plenamente en ella; no era el típico que acababa la faena y se iba de bares, seguía buscando más trabajo y estaba con sus hijos!) consiguió que su hijo mayor fuese abogado, el mediano, cura (licenciado en teología y bilingüe en Francés y en no sé cuantas lenguas más autóctonas africanas!), y la pequeña -mi madre-, psicóloga.

De hecho, hay una frase que mi madre siempre me ha dicho, y que a su vez le decía su madre a ella:
"Hija, todos los trabajos son igual de honrados. Si quieres ser barrendera, por ejemplo, yo te apoyaré al igual que si quieres ser médico. Pero por favor, estudia, para que puedas elegir tu futuro, y no te lo tengan que imponer o tengas que coger cualquier cosa por necesidad."

Lo normal en sus tiempos, como sabéis, era que las mujeres que no tenían mucho dinero se pusieran a servir en casa de los ricos. Pero ella jamás lo hizo. ¿Su respuesta? : "Yo no limpio la mierda de nadie; yo aprendo a coser". Y aprendió, sin ser modista ni tener formación alguna! Iba ahorrando para de vez en cuando comprarse alguna que otra revista de moda, coger ideas y patrones y ala, a coser y bordar. TODA su ropa se la hizo ella, así como la de mis tíos, mi abuelo y mi madre. Una vez a la semana iba "a la capital" en el autobús de línea, compraba telas, miraba escaparates.... y a trabajar!

Y no os creáis que hacía cosas "simplonas", no... la ropa que hizo, que todavía hoy conserva mi madre (y que yo me pongo, toda orgullosa!!) parece como nueva, está a la moda y encima es preciosa. Como ejemplo, la siguiente foto (mi abuela es la de la izquierda).


Para que os hagáis una idea, yo llevo AÑOS buscando un abrigo blanco de ese estilo que me guste, y no logro encontrarlo. Y fue encontrar esta foto e, inmediatamente: "Mamáaa!! ¿Dónde está este abrigo de la abuela? Lo quiero!" (Pero no, no está localizado, muy a mi pesar -.- haha)


Y bueno, una vez dicho esto, comparto con vosotros una serie de dichos y frases que repetía siempre mi abuela a sus hijos y nietos. No obstante, hay que decir que esta recopilación la he elaborado gracias a la ayuda de mi familia: yo, realmente, la conocí poco -enfermó de Alzheimer cuando yo era muy pequeña-, pero sólo con todo lo que me ha hablado mi madre de ella es como si la hubiera conocido siempre, y lo siguiera haciendo día a día. Además de que según parece me parezco muchísimo a ella! Tanto en el llamado "Genio Cohete" (la gente de Illescas sabe a lo que me refiero, y es que "la familia de los Cohetes" -mi tatarabuelo, creo, era el que se encargaba de los cohetes de las fiestas, de ahí el nombre- tiene un genio muy característico y que hay que temer...haha), como en frases o gestos que me salen solos y jamás le he visto pero que en cuanto ve mi madre se queda muda (normal...), como en el amor hacia los animales.

Y bueno, ahora sí, dejo de enrollarme. Ahí van los dichos! (Aunque me gustan todos, os pongo mis favoritos en negrita)
  • "Haz lo que yo diga y no lo que yo haga".
  • "Mari (mi madre), para caminar, ponte recta y da pasos cortos!".
  • "Hay que ser clásica pero moderna al mismo tiempo".
  • "Date una alegría a primeros de mes, pero funciona desde esos días como si fuera últimos de mes!".
  • "Hija, cuando busques un hombre, que sea bueno y trabajador, pero sobretodo educado!" (en el sentido de que le respetase).
  • "No es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia".
  • "El día que abra libro..." (es decir, "el día que lo sepáis todo...!".
  • "Los zapatos siempre a juego con el bolso, y si no llevas bolso lleva cartera, pero nunca vayas sin ninguna de las dos cosas. ¡Ni compres donde compra todo el mundo!".
  • "Lo de temporada cómpratelo barato; para lo que uses siempre (fondo de armario), no mires el dinero".
  • "Hay que saber estar en cualquier sitio, tanto con los que tienen como con los que no".
  • "Ya puedes ir muy arreglada, que si llevas el pelo mal...nada de nada".
  • "Una mujer sin tacones no es una mujer".
  • "¡Lávate las manos, que a saber dónde las has tenido".
  • Mi madre- "Mamá, ¿por qué limpias la carne?"
    Mi abuela- "Hija, ¿tú sabes dónde ha tenido las manos el carnicero?".
  • "No hay guarro que no sea asqueroso".
  • "Tú, hija, sé una señorita en la calle y una mujer en tu casa" (Nunca dijo cómo continuaba la frase...ya me entendéis haha)
  • "Siempre, siempre, lo primero son los niños y los hijos"
  • "Esta no crece porque lo tiene to' pa' dentro" (Refiriéndose a una muy buena amiga suya, que, bajita, tenía cierta retranca"
  • Cuando a mi madre le dieron una beca para estudiar en el que hoy es el Colegio Bernardette: "Tú ve al colegio, mira, aprende y aprovecha la beca, que yo para aprender tengo que ver la tele. Ahora, aquí no pidas lo que no hay porque ellos no son como nosotros".
  • En sus últimos meses de vida, cuando ya el Alzheimer se había apoderado de ella casi por completo (yo fui presente), estábamos paseando mi madre y yo con ella por la calle cuando le asalta una vecina y le dice "Ay, Tita, quién te ha visto y quién te ve...", a lo que contesta mi abuela (señora siempre, hasta enferma!) "Yo estaré mal de aquí -señalándose el cuello- para arriba, pero anda que lo que tienes tú de aquí -de nuevo el cuello- para abajo....tela!" Esta es de mis favoritas, ¡cómo disfruté con ese momento! hahah
  • Yo soy una mujer de dos carreras: Cuando me ven por detrás corren para verme y cuando me ven corren para no verme.

Y eso es todo. ¡Espero que os haya gustado!
Ya sé que no es una entrada muy tradicional, pero de todo se aprende, ¿no?


Me gustaría saber qué os ha parecido todo, así que os animo a compartir vuestras impresiones en los comentarios! Muchas gracias!


PDT: En otra entrada, próximamente, os subiré fotos de las prendas que hizo y que aún conservamos, para que podáis juzgar por vosotros mismos! :P


·  
·        
·  
·      
·       
·     

Seguro que también te gusta...

3 comentarios

  1. Nota: Acabo de actualizar la entrada con una frase que me ha recordado mi tío, es la última! ;)

    ResponderEliminar
  2. Desde ahora soy seguidora tuya , me ha encantado no se ni como he dado contigo pero me ha encantado tu relato .....


    ResponderEliminar

¡Me encanta leer vuestros comentarios!
Cualquier cosa que tengas que compartir, duda, inquietud ... ¡lo que sea! No te cortes :)

AVISO: LOS COMENTARIOS QUE CONTENGAN ENLACES, LINKS O PÁGINAS WEB NO SERÁN PUBLICADOS. No queremos que Google nos penalice, ¿no? ;)